Norwegian reduce a la mitad la comida que da gratis a su tripulación para ahorrar.

Norwegian-Boeing-787-9

El plan de ajuste de Norwegian ha llegado a la comida de los tripulantes de cabina (TCP) y pilotos. La aerolínea de bajo coste ha cambiado el menú de la plantilla en los vuelos a América para ahorrar hasta 37 millones de coronas noruegas al año (unos 3,8 millones de euros al cambio actual).

En concreto, la firma de bajo coste ha reducido a la mitad (de 400 a 200 gramos) la cantidad de comida que da de forma gratuita a la tripulación para que se alimente en los vuelos de hasta diez horas y ha empezado a cobrar por los refrescos, chocolatinas o aperitivos que quieran consumir. Eso sí, con un descuento del 50%.

Así, el nuevo menú consta de un solo plato del tamaño de una mano con una carne o pescado y verdura y un trozo de pan mientras que el anterior incluye un aperitivo, una ensalada, un plato principal con carne, verdura y pasta, pan, yogures o fruta, cacahuetes y galletas (ver imagen). “Si bien la mayoría de las aerolíneas deducen la comida de la tripulación del salario base, nosotros continuaremos ofreciendo comidas gratuitas a bordo, pero la ajustaremos para que sean de una aerolínea de bajo costo”, explica Norwegian en un comunicado enviado a todas las bases.

En este punto, la compañía de bandera noruega explica que el ajuste forma parte del plan de reestructuración FOCUS 2019 cuyo objetivo es redimensionar los gastos de la aerolínea y reordenar su red de bases y rutas para asegurar la viabilidad económica a largo plazo y reducir su fuerte endeudamiento fruto del rápido crecimiento y la fuerte apuesta por los vuelos de largo radio y bajo coste.

“Los ahorros financieros que resultan de estos cambios son extremadamente importantes para que logremos nuestro objetivo de reducción de costos # FOCUS2019”, sentencia la compañía que preside Bjørn Kjos que también ha anunciado que están analizando cambios en la comida de la tripulación de los vuelos de corto radio, donde otras compañías como Ryanair cobran a sus tripulantes hasta por el agua. A su vez, la aerolínea explica que los refrescos y las ensaladas se han eliminado de los menús por los altos niveles de desperdicio mientras que “el chocolate y la fruta” se han quitado por motivos “puramente económicos”. “Podrá comprar estos artículos utilizando un descuento a bordo del 50% recién introducido”, asegura en la carta enviada a los trabajadores. En este punto, fuentes de la compañía explican a este diario que “no se reduce la comida a los tripulantes” si no que se elimina su opción especial y se les ofrece el mismo que a los pasajeros premium con tres opciones de plato caliente amen de los especiales: vegetariano, vegano, kósher, musulman…

“Es un tema de consistencia y de simplificación de procesos y es hoy práctica común entre la inmensa mayoría de aerolíneas que vuelan largo radio y Norwegian era la excepción y no la norma. Además, reduce el desperdicio de alimentos, que es un tema sobre el cual existe un enorme interés hoy día en la sociedad”, aseguran en esta línea fuentes de la compañía.

Por su parte, desde la sección sindical de USO-Norwegian se han levantado contra esta medida puesto que la cantidad y la calidad de la comida forma parte de su convenio colectivo. El jueves tienen una reunión de mediación con representantes de la empresa para ver cómo se soluciona el tema. “Desde la sección sindical de USO-Norwegian llevamos desde hace meses reclamando una mejora en el la calidad de las comidas de las flotas del corto y largo radio, y ahora la empresa no solo no las mejora o mantiene, si no que reduce su contenido saltándose claramente el convenio colectivo, con además las consiguientes dudas en materia de prevención de riesgos laborales sobre si la cantidad es suficiente para pilotos y tripulantes de cabina que hacen vuelos de hasta 12 horas y atendiendo a mas de 250 pasajeros. El ahorro que la empresa puede conseguir es el chocolate del loro”, explican fuentes del sindicato.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: